Leonel Fernández espera Cumbre de las Américas abra nuevo capítulo en relación entre EE.UU. y América Latina

En el inicio del Foro Global @ Casa de Campo, hacia la próxima Cumbre de las Américas: desafíos hemisféricos y perspectivas renovadas, el expresidente de la República Dominicana y presidente de Funglode, compartió escenario con el ministro de Relaciones Exteriores dominicano, Roberto Álvarez, y Robert Menéndez, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos de América. Marco Herrera, director ejecutivo de Funglode, dio la bienvenida a los participantes.

CASA DE CAMPO, La Romana. -El expresidente de la República Dominicana, doctor Leonel Fernández, se mostró esperanzado de que la IX Cumbre de las Américas, a celebrarse en junio de este año en Los Ángeles, California, abra un nuevo capítulo de confianza mutua y de tareas compartidas entre América Latina y América del Norte.

En ese tenor, Fernández consideró que resultaría de gran trascendencia que, en el marco de dicha Cumbre se puedan establecer mecanismos de negociación para extender en el tiempo la apertura de mercados como el del arroz, y evitar la quiebra de numerosos productores y la ruina de ciertas regiones que dependen de la producción de esos bienes agrícolas.

«Ese sería un gran aporte de la administración del presidente Joe Biden a la preservación de la producción agropecuaria en países como la República Dominicana», manifestó.

De igual manera, el exjefe de Estado dominicano afirmó que la invasión de Rusia a Ucrania está generando no solo trastornos a la paz y a la seguridad en el mundo, sino notables resultados negativos para una real y efectiva recuperación de la economía global.

Fernández explicó que la situación se debe a las sanciones económicas, comerciales y financieras impuestas a Rusia tras el inicio de su incursión militar en Ucrania.

Fernández se expresó en estos términos en el discurso de introducción del Foro Global @ Casa de Campo, hacia la próxima Cumbre de las Américas: desafíos hemisféricos y perspectivas renovadas, en el que un grupo de expertos debate los desafíos que enfrenta el continente americano.

La intervención de Fernández se basó en las perspectivas que se presentan de cara a la Cumbre de las Américas.

Leonel Fernández

El exmandatario también externó preocupación por la notable expansión del gasto público que se ha producido a nivel mundial debido a la pandemia del COVID -19.

Fernández indicó que esa expansión del gasto público se realizó en medio de una disminución de los ingresos fiscales, razón por la cual tuvo que recurrirse a un aumento de la deuda externa.

«Esta, en la actualidad, ha llegado a niveles tan alarmantes que más de 25 naciones en el mundo tienen obligaciones financieras por encima del 200% de su producto interno bruto, lo cual hace pensar que este fenómeno se convertirá en uno de los grandes desafíos en los años por venir», sostuvo.

Afirmó que aunque necesarias en su momento, las medidas de expansión del gasto público, apoyadas en un crecimiento de la emisión monetaria por parte de los bancos centrales, han empezado a tener consecuencias adversas para una verdadera recuperación económica post pandemia, como lo demuestra la actual preocupante situación de incremento de los precios de los principales productos alimenticios de la canasta familiar y de otras materias primas o commodities.

En cuanto a la IX Cumbre de las Américas, a celebrarse en Los Ángeles, California, el exmandatario subrayó que la misma tendrá lugar en medio de grandes tensiones, a nivel global y regional, de presidente de Funglode.

«Son muchas las expectativas y esperanzas cifradas en ese cónclave hemisférico», declaró el durante su intervención en el Foro.

Fernández dijo albergar la esperanza de que en el cónclave se pueda elaborar el diseño de un plan que aplique medidas en favor de los países de la región, destinadas a enfrentar la deuda, disminuir la inflación, garantizar el crecimiento y promover la prosperidad y el bienestar.

Explicó, a seguidas, que ese plan puede consistir en una nueva recapitalización del Banco Interamericano de Desarrollo, para fines de préstamos concesionales o de bajas tasas de interés.

Sostuvo que además se podría autorizar al Fondo Monetario Internacional (FMI) para conceder derechos especiales de giro, a ser utilizados en la aplicación de políticas de protección social en favor de los sectores más vulnerables.

Robert Menéndez y Roberto Álvarez

Tras la ponencia de Fernández, intervino el presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos de América, senador Robert Menéndez, quien destacó la necesidad de colaboración entre Estados Unidos y los países de Centroamérica, Suramérica y el Caribe, en términos de asignaciones presupuestarias a la educación, a la salud y para los refugiados.

Robert Menéndez

Menéndez dijo que se debe trabajar con miras a que cada país del hemisferio destine por lo menos un 10% de su Producto Interno Bruto para resolver las necesidades de salud y educación.

«Que nosotros no solamente nos veamos como que somos Latinoamérica o el Caribe, sino que estamos trabajando como el hemisferio; que estamos unidos defendiéndonos contra el terrorismo, la corrupción y la falta de independencia en algunos de los estamentos gubernamentales», sostuvo el legislador estadounidense.

De igual manera, dijo que hay que mantenerse atentos, ante el surgimiento en la región latinoamericana de algunos regímenes autoritarios.

«Tenemos que trabajar como región para fortalecer la democracia», proclamó Menéndez, quien participó por videoconferencia.

De su lado, el ministreo de Relaciones Exteriores de la República Dominicana, Roberto Álvarez, abordó lo concerniente al contexto regional y global en que se celebrará la próxima cumbre hemisférica.

Al respecto, el canciller dominicano afirmó que la novena IX Cumbre de las Américas tiene la particularidad de que en estos momentos no existe consenso entre las naciones del hemisferio, además de haber una extrema polarización vinculada a la lucha entre las grandes potencias

Al abundar en este aspecto, Álvarez vaticinó que las elecciones presidenciales que se celebrarán próximamente en Colombia y Brasil decidirán hacia donde gravitará la región de América Latina.

Roberto Álvarez

El diplomático dijo que no se sabe a ciencia cierta cuáles presidentes de Latinoamérica participarán en IX Cumbre de las Américas, lo que atribuyó a la polarización ideológica que hay en la región.

«Este es uno de los grandes dilemas de la actualidad», dijo Álvarez, al pasar revista a la situación del hemisferio en materia de ideología política.

Sostuvo, a manera de advertencia, que la agenda de la Cumbre no incluye los temas más importantes del momento, lo que podría restarle efectividad al cónclave.

El canciller cree que en la Cumbre, el papel principal no será para los gobiernos, sino para la empresa privada.

Detalles del Foro

En el Foro, organizado por la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode) con el apoyo de Idea Internacional, participan legisladores, funcionarios judiciales, diplomáticos, ejecutivos de medios de comunicación y del Central Romana Corporation, incluyendo al vicepresidente de esa empresa, Leo Matos.

Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de Marcos Herrera, director ejecutivo de Funglode, quien también explicó los objetivos del evento.

«Desde Funglode, impulsamos con energía este espacio, asumiendo plenamente la convicción de su importancia y su impacto. Esta iniciativa nos permite incursionar en ese proceso de análisis del mundo en el que vivimos y de los profundos y constantes cambios que nos ha tocado afrontar en los últimos años», comentó Herrera.

Dijo que la atención del Foro concentrará en las relaciones de América Latina con sus vecinos del norte, y la convergencia de todo el continente como un ente único.

Ir arriba